salvador-garcia-ceo-ebury-1-1

En el transcurso de South Summit aseguró que la digitalización del sector financiero cobrará velocidad por dos factores: el papel de los reguladores y una previsible colaboración entre bancos y empresas fintech

salvador-garcia-ceo-ebury-1-1

Salvador García, CEO de Ebury, la fintech especializada en pagos internacionales e intercambio de divisas, ha asegurado que “la gestión inteligente de datos constituye un papel central en el modelo de negocio de la empresa” al permitir evaluar la demanda de los clientes, adaptar sus soluciones y proporcionar una mejor experiencia de usuario.

Salvador García, que ha participado en South Summit, que se celebra hasta el viernes en Madrid, ha explicado que “disponer de un proceso adecuado de captura de datos es crucial para realizar previsiones”. Y en el caso de Ebury, esta “inteligencia de negocio” viene facilitada por el hecho de tener clientes situados en más de 20 países, que provienen de múltiples sectores verticales de la economía, lo que les permite poder analizar su comportamiento en base a la interacción con la compañía. “Eso nos proporciona una cantidad enorme de información a procesar relativa a las necesidades financieras que plantean los clientes en relación a su actividad internacional”, explicó Salvador García, quien añadió que la agregación de datos públicos permite también a la compañía contar con un modelo de calificación del riesgo.

El CEO de Ebury señaló además que el vertiginoso ritmo de innovación en el que nos encontramos acelerará la digitalización del sector financiero, y a ello contribuirá tanto la regulación, que obligará a los bancos a ser más transparentes en la gestión de sus datos y activos, como la colaboración entre los bancos y los nuevos actores del mercado, representados por las compañías fintech. “La digitalización se ha convertido en un requisito obligatorio para mejorar la experiencia de los clientes y ésta será más completa en la medida en que sea adoptada por toda la industria”, afirmó.

Ebury, que negoció el pasado año 3.000 millones de libras y realiza más de 10.000 transacciones al mes en más de 140 monedas, cuenta actualmente con más de 12.500 clientes, en su mayoría pymes, cuyas facturaciones, en más del 50% de los casos, oscilan entre los 2 y 6 millones de libras, situándose otro 35% en unos volúmenes de negocio comprendidos entre los 6 y los 20 millones de euros. Ebury cuenta en España con más de 2.500 clientes, que representan más del 21% del total de su cartera.

El motor que soporta las operaciones de la compañía es una plataforma tecnológica que relaciona todo su ecosistema, del que forman parte clientes, bancos proveedores de liquidez y sistema de pagos. Esta plataforma proporciona reglas inteligentes para optimizar los canales de pagos, bajo estándares de seguridad, transparencia y rapidez.